¿Qué ha pasado con Libia? La memoria de los jornaleros andaluces

Esta semana ha salido a la luz la noticia de la existencia en Libia en los últimos años de un mercado y tráfico de personas refugiadas y migrantes subsaharianos, que son vendidas como esclavos (enlace: http://www.librered.net/?p=50297). Es imposible no relacionar esta triste realidad con la desintegración del país libio tras la intervención de la OTAN/ONU en el país en el 2011 y el derrocamiento y asesinato de su líder político Gadaffi.

Como ocurre con otros países que son puestos en el punto de mira de los intereses occidentales e imperialistas, mucho supimos de Libia y Gadafi en torno al año 2011, cuando interesaba crear una opinión pública favorable a una intervención militar, como ocurre en estos últimos años y meses en el caso de Siria. Pero no interesaba contar la situación ni historia del país libio antes del 2011, ni que ha ocurrido después. Y sobre esta historia de Libia y su sistema socio-económico y político, mucho tiene que decir la memoria de un grupo de jornaleros andaluces, ¿lo sabías? Aquí os contamos el por qué.

Este 2017 se cumplen los 40 años desde la Declaración de Sabha, en 1977, por la que se proclamaba la Jamahiriya en Libia. Este evento es de vital importancia para entender la evolución del país: desde la República Árabe Libia, que dio comienzo con la revolución al-Fateh en septiembre de 1969, hacia la Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista que caracterizaría el periodo comprendido entre 1977 y 2011. Más allá de las tensiones, los diferentes proyectos de país en pugna o las contradicciones internas, la proclamación de la Jamahiriya supuso la sanción de todo un organigrama de poder popular en el país, que alternaba instituciones formales (Congresos y Comités Populares) con otras informales que se encargaban de mantener los principios de la revolución (Comités Revolucionarios). A nivel económico, se profundizará en el control estatal de sectores estratégicos de la economía (las tierras de cultivo, las infraestructuras hídricas, las industria petroleras y pesadas, la banca, la venta al por menor de productos de primera necesidad, etc.), y se inaugurará un periodo caracterizado por las tomas de industrias y negocios hacia un control colectivo de las mismas, así como por el desarrollo del derecho al acceso a una sanidad y educación públicas, así como al efectivo uso de la vivienda, aboliendo los abusivos alquileres.

Estas medidas, unidas a una polarización y tensión en política internacional en la década de 1970 y 1980, llevará a una progresiva pero constante criminalización del país y de su líder político, Muammar el Gadaffi, que desembocará en el bombardeo de Trípoli de 1986 por parte de Estados Unidos de América, así como el castigo de la comunidad internacional con, primero, un bloqueo unilateral de EEUU y, posteriormente, un bloqueo internacional de la ONU al país. Esta situación  se modificó tras, aproximadamente, el año 2001, con la liberalización que vive el país tras la década de 1990 y su plegamiento a los intereses europeos y estadounidenses en la zona, siendo un nuevo aliado en la región, al menos hasta el año 2009-2010. En este año, 2009, Libia y Gadaffi vuelven a ser objeto de criminalización, debido al viraje del país en política de nacionalización de su petróleo o la defensa de la integración africana. Conectar esta realidad con la posterior intervención militar de la OTAN y la ONU en el año 2011, se hace necesario para entender la política de criminalización de Gadaffi que hemos vivido en los últimos años, así como la profunda descontextualización de la realidad del país o cómo afectan los intereses políticos occidentales con la imagen ofrecida en los medios de comunicación del país y su líder, más allá de la valoración que hagamos de sus políticas.

Será precisamente la Libia de la Jamahiriya previa al bombardeo de 1986 sobre Trípoli, la que un grupo de jornaleros del Sindicato de Obreros del Campo (SOC), así como otros colectivos y grupos radicados en Andalucía y el estado español, recorran y visiten en varias ocasiones, con la finalidad de conocer los proyectos agrícolas y sociales que se estaban aplicando, de gran trascendencia en el país. Precisamente, su experiencia en ese desconocido país, las vivencias de estos jornaleros andaluces, está siendo objeto de estudio por parte de la Asociación Lumbre, como forma de recuperar una parte de su memoria militante, que es la nuestra. Mediante entrevistas orales y documentación del país libio, pretendemos (re)construir ese episodio de internacionalismo del grupo de jornaleros que, además, nos arrojará luz sobre un país hoy día destrozado por la guerra, de cuya historia apenas conocemos nada, y cuyas consecuencias desbordan el presente con escalofriantes noticias como la que hemos iniciado esta entrada. A lo largo de este año iremos ofreciendo los resultados, que esperamos que os resulten tan interesantes como a nosotras.

proyecto Kufra

En la imagen, visión aérea del Proyecto Kufra -cultivos experimentales en el desierto libio- que visitaron los jornaleros del SOC. Fuente: Allan, 1976: 57

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s